Proceso de elaboración del Aceite de Oliva

El Aceite de Oliva Virge Extra, representa uno de los productos más valiosos de nuestro país. Conocido como oro líquido, el AOVE forma parte esencial de nuestra gastronomía, siendo protagonista de muchas recetas y aportando un toque único a los platos de nuestros hogares.

El proceso de elaboración del Aceite de Oliva Virgen Extra es una labor que se realiza de manera meticulosa, cuidando cada detalle. En el post de hoy te contamos las diferentes fases de fabricación, de este manjar tan preciado.

La recogida de la aceituna

Entre finales de año y comienzos del siguiente, cuando las mañanas son frías, el vareo (sistema tradicional de recogida de la aceituna) comienza a «menear» las ramas de los olivos, dejando caer su fruto. La recogida de la oliva ocurre cuando su maduración se encuentra en el momento preciso.

Además del método de recolección tradicional, existen otros mas modernos como es la vibración, que agita de forma mecánica el árbol. Este método resulta más efectivo y rápido que el vareo, ya que al realizarse con ayuda de máquinas es posible obtener más aceitunas, en un periodo más corto de tiempo.

Llegada a las almazaras

Una vez se han recogido todas las olivas, de las que más tarde se obtendrá el aceite, llega el momento de transportarlas a las almazaras. Esta parte del proceso se realiza con la mayor brevedad posible, ya que de esta manera se asegura el mantenimiento de las propiedades de la aceituna.

En este punto del proceso empieza la separación de aceitunas. Aquellos frutos que estén sanos y listos para dar un aceite de calidad, se amontonan por un lado; mientras que por otro se almacenan los que no estén en un estado adecuado.

Liberación del aceite

Después de dividir a las aceitunas, lo primero que hay que hacer es limpiarlas y lavarlas, para eliminar los restos que haya de tierra, hojas y ramas.

Una vez limpias, comienza lo que se conoce como molturación. Esto no es más que la liberación del aceite, a través de la trituración de la oliva entera, hueso incluido. Aquí es cuando se produce la liberación del aceite, que sale de la masa obtenida durante la molturación.

Filtrado del aceite

Una vez triturada la oliva y obtenido el aceite, toca separar los restos sólidos del líquido. Esta separación se realiza mediante el método de la centrifugación. Gracias a la gran velocidad a la que gira la máquina centrifugadora, se pueden separar los componentes según su consistencia y espesor.

El resultado final es la obtención del conocido oro líquido, sin impurezas, listo para ser posteriormente almacenado.

Almacenamiento del aceite

Para terminar con la producción del Aceite de Oliva, se procede a su almacenamiento. Es fundamental que la conservación se haga en condiciones adecuadas, para que el producto no sufra deterioro. El almacenaje se realiza en depósitos de acero inoxidable y a una temperatura entre 15ºC y 20ºC.

Después de Jaén, Córdoba es la provincia de España que más cantidad de aceite produce en España, con 136.170 toneladas al año.

Los aceites de Esencia Califal están sometidos a una cadena de producción minucioso, en la que se cuidan hasta los detalles más pequeños y con una esencia única.  Entre nuestros productos podrás encontrar desde el clásico Aceite Virgen Extra hasta AOVE aromatizado y AOVE enriquecido.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.